LO QUE SUCEDE, CONVIENE!

"Si sucede conviene" es una frase budista que resume una reflexión un poco mas compleja sobre la forma en que respondemos a los obstáculos que se nos cruzan en el camino.

Yo creo que los problemas en realidad no existen, simplemente las cosas suceden. Uno cataloga como problema algo que de alguna manera representa una dificultad que le impide conseguir algo.

Según la Real Academia Española problema significa esto:
  1. Cuestión que se trata de aclarar.
  2. Proposición o dificultad de solución dudosa.
  3. Conjunto de hechos o circunstancias que dificultan la consecución de algún fin.
  4. Disgusto, preocupación. U. m. en pl. Mi hijo solo da problemas.
  5. Planteamiento de una situación cuya respuesta desconocida debe obtenerse a través de métodos científicos.
~ determinado.
1. m. Mat. Aquel que no puede tener sino una solución, o más de una en número fijo.
~ indeterminado.
1. m. Mat. Aquel que puede tener indefinido número de soluciones.

Es curioso que entre las definiciones figure la número 4 y que esta sea tan diferente del resto en cuanto a su significado; porque disgusto o preocupación en realidad yo las considero como consecuencias de las anteriores definiciones.
Por supuesto, es una consecuencia evitable ya que si consideramos a los problemas como simples conflictos a resolver podemos verlos en su real dimensión.
Yo dividiría a los "problemas" en dos categorías muy importantes y opuestas:

los problemas con solución y

los problemas sin solución

Si el problema no tiene solución para uno entonces preocuparse o disgustarse no sirve mas que para sentirnos desdichados nosotros mismos.

Si el problema tiene solución para uno entonces habrá que dejar de pre-ocuparse para empezar a ocuparse de resolverlo.

Aunque suene difícil es muy probable que con un poco de practica uno puedo aprender a reaccionar frente a los problemas de un modo mas práctico y menos trágico.
El modo práctico es un poco mas incómodo porque requiere de nuestra puesta en movimiento mientras que el modo trágico no pide de nuestra parte esfuerzo de ningún tipo pero el problema sigue sin resolverse.

Existen personas que buscan rodearse de problemas y situaciones conflictivas porque de esa forma se convierten en víctimas que exigen la atención y lástima de las demás personas.
Pero la verdad es que tarde o temprano estas personas terminan desgastando al resto al punto de alejarlos de su vida.
Pero para aquellos que sufran los problemas como si fueran castigos del cielo les digo que lo que "lo que sucede conviene" porque siempre aprendemos algo superando nuestros problemas, sobre todo aprendiendo de las situaciones problemáticas, entendiéndolas y analizándolas podemos llegar a conocernos nosotros mismos y hasta descubrir que muchas veces las causas de nuestros problemas somos nosotros mismos que sin darnos cuenta repetimos conductas que nos devuelven siempre el mismo resultado negativo, pero ... momento ¡¡¡¡ No es cuestión de martirizarse o culparse a uno mismo por los errores cometidos en el pasado ¡¡¡¡

Es importante recordar que desde que nacemos cometemos errores, ya que el aprendizaje no es otra cosa que una constante prueba y error: cuando aprendemos a caminar, nos caemos, sentimos dolor, lloramos, pero afortunadamente lo volvemos a intentar porque la mente de una criatura no conoce el significado de la palabra frustración. Durante toda nuestra vida nos seguimos cayendo y lastimando y sintiendo dolor cada vez que debemos aprender algo en la vida, por eso se dice que del dolor se aprende. Los problemas no son mas que caídas y obstáculos que se nos atraviesan en nuestro camino (la mayoría de las veces son obstáculos mentales: inseguridad, miedo, vergüenza) y que debemos simplemente sortear de alguna forma y entender que si se nos puso ese obstáculo en el camino seguramente debe existir alguna razón, quizás existe algo que es conveniente que aprendamos porque "lo que sucede, conviene".